Manual del Investigador

Manual del Investigador

Entrada destacada

Biblioteca Virtual de Investigación

El manual de Investigación te invita a visitar y utilizar la Biblioteca Virtual de Investigación, donde iremos subiendo Libros, documento...

miércoles, 27 de mayo de 2015

Consejos para la búsqueda de información

Por Francisco X. Ramírez V.
La búsqueda de información es un proceso constante de la realización de la investigación, la cual no es solamente ceñida a la revisión del estado del arte del conocimiento y de la teoría. La constante revisión de literatura disciplinar, teórica, metodológica de nuestra temática de investigación, nos llevara a la profundización de la construcción de su perspectiva de investigación y de su respectivo análisis.
Para realizar una adecuada búsqueda de información debemos de tomar en cuenta procesos básicos para su desarrollo. El primero de ello es la planificación de la búsqueda de información, consistente en tener una claridad sobre qué temas y áreas serán nuestra basa para iniciar la búsqueda de información y de qué forma vamos desarrollando esa búsqueda. Hoy en día tenemos una variedad de información, física y virtual, sobre la diversidad de temas en el ámbito social y de la humanidades, por lo que es de importancia tener la claridad el ámbito en que nos insertamos a buscar información y como no desviarnos de nuestras temáticas de interés. La planificación de la búsqueda de información, puede ir retroalimentándose constantemente y profundizándose en torno avanzamos en ella. Es recomendable realizar un esquema dentro de nuestra planificación, ya sea en base a mapas conceptuales o índices de búsqueda que nos permita la orientación de la misma.

Lo segundo en tomar en cuenta en la búsqueda de la información, es la realización de archivos y ficheros bibliográficos, entendidos estos como la forma en que realizamos no solamente la clasificación de la información búsqueda, sino que también el ir separando y reservando la información. Si bien podemos guiarnos por los apuntes que realizamos de determinada materia consultada, también podemos crear carpetas virtuales de la información en nuestro ordenador acuerdo a las diferentes temáticas abordadas. Es decir si es que estamos realizando una investigación sobre la participación de jóvenes en una ámbito comunitario, podemos distinguir tres variables en nuestra búsqueda de información, por lo tanto podemos crear tres diferentes archivos de información, donde separemos todo aquellos que encontremos sobre juventud, en otro lo encontrado sobre participación y un tercer archivo podrá servirnos para separar lo referido al ámbito comunitario.

Hoy no podemos negar que la tecnología, y con énfasis en Internet, es una gran herramienta para la investigación, en cuanto a la cantidad y variedad de documentación que podamos encontrar en ella. Es de gran uso siempre y cuando tengamos la destreza para encontrar información de calidad en la Web, seamos capaces de analizar y darle un buen uso. Para ello es necesario evaluar las fuentes y aprender a buscar la información.

¿Por qué es necesario evaluar las fuentes de la Web? Para publicar en internet, hoy solo basta tener acceso a la red, y cualquiera puede realizar un publicación, sobre el tema que desea. En este sentido la gran mayoría de web de acceso libre, en especial para publicar, no tienen que ser revisadas, aceptadas o contar con un comité editorial, a diferencia de los libros, textos científicos o publicaciones disciplinares. Por ello es necesario diferenciar cual es la información generada desde fuentes del conocimiento común y cuales tienen una profundidad profesional, tienen un aval desde el conocimiento científico y son validas para nuestros intereses éticos y profesionales

Se debe de partir desde la información adecuada que ocuparemos en el uso de las herramientas de búsqueda de Internet, tomando en cuenta que las “máquina de búsqueda” son herramientas para encontrar páginas web y clasificarlas de acuerdo a un cierto criterio, mayormente de carácter computacional genérico, por medio de algoritmos específicos, no siempre estandarizada a los resultados y con los intereses específicos de nuestras temáticas de investigación. Para ello es necesario siempre profundizar en la búsqueda y en los criterios ocupados en la misma.

Lo otro a considerar siempre, es la confiabilidad y la profundidad de la información brindada. Para este fin es necesario partir por Identificar el sitio web consultado, desde determinar la confiabilidad del o los autores de la información, hasta los objetivos de la publicación encontrada, dentro del contexto del lugar virtual donde se encuentra la información. Así mismo es de importancia determinar la profundidad  el enfoque que se da a la información, evaluando la actualidad de la información, las referencias de la misma y la atingencia con nuestra área de investigación.

Hay que recordar que el uso de información desde páginas virtuales, como un apoyo a la búsqueda de información, donde no es solo copiable, sino que también dar un sentido a su utilización dentro de nuestra investigación; y sobre todo siempre debe de ser debidamente citado y éticamente utilizado.

© Francisco X. Ramírez V. 2015. 
“Derechos Reservados o Prohibida su Reproducción”
En caso de utilización de la información se recuerda citar la fuente de información y se solicita informar al autor.
Ramírez, F. (2015). Manual del Investigador [Blog Internet]. Disponible en: http://manualdelinvestigador.blogspot.com/2015/05/consejos-para-la-busqueda-de-informacion.html

manual.investigacion@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada