Manual del Investigador

Manual del Investigador

Entrada destacada

Biblioteca Virtual de Investigación

El manual de Investigación te invita a visitar y utilizar la Biblioteca Virtual de Investigación, donde iremos subiendo Libros, documento...

miércoles, 20 de mayo de 2015

La observación: mirar más allá

Por Francisco X. Ramírez V.
Con regularidad dentro de la investigación se utiliza el sentido de la observación, para designar desde el acercamiento a la realidad estudiada, a las bases técnicas de la investigación misma o al proceso de análisis. El multisentido que se le da a la observación pierde el sentido lógico y complejo de su utilidad y su especificidad como técnica de investigación, desde donde la trataremos.

Al hablar de la observación, lo primero que se nos vendrá en el razonamiento lógico es el ojo y el sentido de la observación. Principio acertado pero el mas errado, ya que si bien es el sentido primordial la vista para esta acción, no solamente veremos si no que pondremos en juego todos nuestros sentidos y razonamientos, que nos permitan ver a través de nuestros ojos, pero sentir, oír y percibir el contexto y razonar los sucesos.
En cierta forma todo tipo de información y/o dato dentro de una investigación, lo sometemos a nuestra observación, para su posterior análisis, o sea observamos la información para interpretarlo. Pero si abordamos la observación, como una técnica especifica dentro de la investigación, entenderemos que es está consistirá en una captura sistemática de información sobre acciones y reacciones conductuales mediante el uso de instrumentos específicos y procesados desde la posición disciplinar y científica del observador.
La técnica de la investigación es un proceso que requiere atención voluntaria e inteligencia, orientado por un objetivo terminal y organizador, y dirigido hacia un objeto con el fin de obtener información. Es por ello que la técnica debe de responder a un objetivo determinado dentro de la investigación, y tener un sentido en su realización. Para ello es necesario establecer a priori los aspectos y/o dimensiones que se desean observar. Valga aclarar una vez mas que la observación es una técnica por si sola, aunque en la realización de otras técnicas de investigación, como ser la entrevista, ocupemos la observación con una técnica complementaria, no es sino que solamente se determinara como técnica especifica dentro de nuestra metodología, cuando sus objetivos y sentido de utilización sean en función de objetivos claros a alcanzar dentro de la Investigación.
Teniendo claro que debemos ocupar la técnica de observación respondiendo a objetivos determinados dentro de la investigación, es que tenemos que considerar algunas características necesarias para su implementación. El elemento principal, que debemos de tener incorporado como investigadores-observadores, es el tomar conciencia de los pequeños detalles dentro de la vida cotidiana, siendo capaces de prestar atención a las diferentes situaciones y fenómenos sociales que observamos, mirando más allá del ojo común, sino con los sentidos del observador. De esa forma también podremos ser capaces de ir cambiando los lentes de observación, entorno a los contextos de nuestro objetivo y todo aquello que lo rodea.
Una base a tener claro dentro de la observación es que nuestra injerencia en el espacio observado, debe de ser lo menos invasivo posible sin alterar la cotidianidad, es por ello que la discreción en la observación no debe de ser un ejercicio que rompa con los esquemas del entorno y que centre la atención en lo que estemos realizando. Lo anterior será independiente del tipo de investigación que realicemos, si estamos participando con los sujetos o externo a lo observado.
Para realizar la observación, acorde a la característica anterior,  se tiene que desarrollar habilidades de en torno a mecanismos mnemotécnicos, entendidos como los ejercicios de memoria; debemos ser capaces de poder reproducir mentalmente las observaciones realizadas para su posterior análisis. Así mismo, se debe de desarrollar habilidades y técnicas de escritura y simbolismo que nos permite llevar apuntes y diarios de campo de nuestra observación, tomando notas tan pronto como le sea posible, midiéndose también el tiempo de observación en proporción a las condiciones de recordar. Es útil realizar esquemas, mapas etnográficos y/o croquis que nos sirvan de ayuda memoria para visualizar mentalmente la observación realizada. Para ello también es útil todo registro con herramientas tecnológicas de apoyo, ya sea video, fotografía o grabaciones digitales; considerando siempre que el material tecnológico es un apoyo y no es una fotografía, por ejemplo, lo que pretendemos observar con esta técnica en particular.
Tener en cuenta también que todo apunte o diario de campo realizado, debe de contener elementos descriptivos, pero también, contenidos reflexivos sobre lo observado, dejando márgenes para nuestros comentarios e impresiones. No olvidar que los apuntes, diarios de campo u otro material de apoyo para recolectar la información de lo observado, son materiales de apoyo para realizar un informe de observación.
La observación si bien es una técnica especifica dentro de la investigación, no debemos olvidar que como herramienta del investigador debe de ser desarrollada, ya que deberemos de ser observadores por naturaleza de la realidad que nos circunscribe.

© Francisco X. Ramírez V. 2015. 
“Derechos Reservados o Prohibida su Reproducción”
En caso de utilización de la información se recuerda citar la fuente de información y se solicita informar al autor.
Ramírez, F. (2015). Manual del Investigador [Blog Internet]. Disponible en:http://manualdelinvestigador.blogspot.com/2015/05/la-observacion-mirar-mas-alla.html

manual.investigacion@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada